Editorial: El Monopolio Urbano

En estos momentos, el género urbano está sintiendo un pequeño temblor de tierra, se debe a que una disputa en diferencia de poderes se está dando en la que el afamado comunicador, productor y actual cabecilla del monopolio urbano Santiago Matias Alofoke, figura como la cabeza principal y manipuladora de este Monopolio Urbano.

Existen muchos medios, artistas y comunicadores que entienden que Alofoke es un “oportunista” que se aprovecha del talento de los artistas y los utiliza para su propio beneficio.

Tal es el reciente caso de “el Alfa” uno de los artistas urbanos más reconocidos y exitosos en estos momentos, quien después de tener excelentes relaciones con Alofoke, están enemistados por razones de intereses laborales que al parecer se ha salido de control, provocando que Santiago retire de sus plataformas digitales todo lo concerniente al Alfa, temas colaboraciones e incluso fotografías.

Por otra parte, otros activistas como el afamado DJ topo e incluso la compañía formalizada por la Materialista y su hermano “Rompiendo Record” han demostrado su descontento con Alofoke y el imperio creado mediante su carpeta de trabajo.

Me parece que ya es tiempo de aclarar el asunto  existente que limita el talento dominicano y clasifica de manera discriminatoria la oportunidad de internacionalizar a los artistas.  Se puede entender que existen sanguijuelas que se dedican a alimentarse de la falta de conocimiento y experiencia de los artistas, pero de la misma forma hay quienes ofrecen y tienen la plena intención de brindar a los artistas una exquisita oportunidad de progreso en tierras internacionales.

El talento artístico no debe limitarse a que un grupo se beneficie y explote el talento dominicano nacional e internacionalmente, cada día  nos demostramos más porque somos limitados, y es que el dominicano tiene la típica maña de trabajar con habilidad  a favor de su  beneficio propio, no nos importa el bienestar ni progreso del otro, y eso nos convierte en personas de “mala fe”.

A esto se debe el ambiente monopólico existente en la música urbana en general, mientras en el Rap-Under Dominicano, los artistas y activistas se mueren por obtener el protagonismo de ser los responsables de resurgir el rap en materia cultura; en la Música Urbana la competencia de los activistas sobre los artistas es de quien logra acaparar el mejor talento para explotarlo y sacarle la mayor tajada producida a de su talento.

Mientras todo esto sucede, Santiago Alofoke sigue implementando nuevas estrategias y enriqueciendo su imperio monopólico trabajando con artistas a nivel nacional e internacional, y los opositores continúan buscando la forma de acabar el imperio y la tiranía pero de manera individual; el concepto unión no se pone en práctica y basados en eso, el movimiento Urbano (incluyendo el Rap Under) se hunde entre la peste producida por su propio egoísmo; por el momento el movimiento urbano produce dinero, pero, de seguir en ese camino, perderán las oportunidades y cerraran las puertas que tanto trabajo les ha costado abrir.

hiphoprd

hiphoprd hiphoprd
hiphoprd
HipHop RD te brinda las mejores descargas de musica gratis en español de alta calidad. HipHopRD.com es donde podrás encontrar entrevistas contundentes y noticias nuevas sobre el movimiento urbano en America Latina.

Todos Los Derechos Reservados © 2011 - 2016 HipHopRD.com

To Top